¡Padeleros! ¿Qué es lo que más te importa al comprar Zapatillas?
Rellena la siguiente encuensta en menos de 2 minutos. Gracias :)
Acceder

Ball Rescuer: El Mejor Presurizador Relación Calidad-Precio

Hace unos meses os hablamos sobre los mejores presurizadores para conservar vuestras bolas y darle la mayor vida útil posible. Sin duda poníamos por encima de todos el Pascal Box, también en precio, y en nuestro afán de seguir buscando la mejor solución hemos dado con Ball Rescuer. Nos pusimos en contacto con la empresa y, muy amablemente, nos han dejado una unidad para que comprobásemos de primera mano cómo respondía a nuestras pruebas.

Cabe adelantar que hasta la fecha he sido usuario habitual de los tubos presurizadores más básicos y, pese a que estos conseguían alargar algo la durabilidad de las bolas, esta nueva idea lo lleva todavía más allá. Vamos con ello, quedaros hasta el final porque hay una sorpresa.

Características

La principal característica de este Ball Rescuer es su simplicidad. Se trata de dos piezas muy sencillas, una rosca y una tapa, que se adaptan a multitud de botes. La primera de ellas, la rosca o la brida, se sujetaría justo por debajo del límite del bote ajustándose al máximo. De hecho, no es una brida completa si no que no llega a estar completamente cerrada por lo que se adaptará a muchos botes. Luego profundizaremos en ello. La segunda pieza es una tapa, donde encontramos la magia de este presurizador: una válvula de llenado, un indicador y botón de vaciado. Ambas piezas están fabricadas en plástico de buena calidad, no nos han dado sensación de fragilidad ni de que se vayan a partir con facilidad.

Lo cierto es que la caja es tan pequeña y simple que la primera impresión puede hacernos dudar. Sin embargo, en cuanto lo empezamos a utilizar, vimos todo el potencial que puede tener este aparato.

Funcionamiento

No podía ser más simple. Ahora lo detallaremos poco a poco pero no hay que asustarse por las primeras impresiones. Su caja es muy pequeña y su simplicidad es evidente.

1. Lo primero que tenemos que hacer es acoplar la brida a un bote de bolas compatible. Ojo, no todos son compatibles pero sí muchos de los que encontramos habitualmente en el mercado. Nuestra primera prueba fue con el bote de WPT oficial, el HEAD PADEL PRO, y el Ball Rescuer no se terminaba de ajustar bien. En las instrucciones vemos como la brida no puede tener una separación muy grande y con este bote nos pasaba. Luego nos hicimos con un bote Dunlop Team Padel y, en esta ocasión, todo perfecto. En las fotos podéis ver a lo que nos referimos. Curiosamente, luego probamos con otro bote HEAD, mismo modelo, y vimos que también se adaptaba.

2. Meter las bolas dentro. Lo ideal es que sea un bote lleno de 3 o 4 pelotas. Lógicamente si no llenamos el bote tendremos que meterle mucho más aire para alcanzar la presión.

3. Enroscamos la tapa al bote. Nos aseguramos de apretarla bien para que no haya fugas de aire ni durante el llenado ni cuando dejemos el bote durante los días que no lo utilicemos.

4. Colocamos la bomba en la válvula de llenado y comenzamos a darle presión. El Ball Rescuer alcanza hasta 35 psi (frente a los 13-16 de los tubos básicos) y lo podemos ver en el indicador. Cuando se coloca en solo color verde, estará listo. Esto también lo podemos ver cuando las bolas comienzan a achatarse un poco (sin llegar a deformarse, puede pasar y damos fe). Sacamos la bomba y cerramos con el tapón la válvula de llenado para que no se vaya el aire.

Y eso es todo lo que tendríamos que hacer. Cuando volvamos a necesitar las bolas apretamos el botón de vaciado y volveremos a disfrutar de ese olor a nuevo. Como recomendación, es interesante que vayáis mirando el bote de vez en cuando para ver si ha perdido presión, si es perfectamente compatible, etc. Al menos los primeros días para ver si el bote se ha ajustado a la perfección al Ball Rescuer.

Experiencia de uso

Cuando recibimos el Ball Rescuer nos dimos cuenta de que lo simple puede llegar a funcionar muy bien. Quizás el primer día fue un poco decepcionante por las ganas que teníamos de probarlo y ver que el primer bote no funcionaba a la perfección (aunque las instrucciones dejaban claro que ese modelo podía no ser del todo compatible) pero cuando pudimos sacarle el provecho que nos prometían la cosa cambió.

Al bote Dunlop en cuestión se adaptaba a la perfección y ese día estrenamos las bolas. Lo cierto es que durante la prueba lo utilizamos en un clima muy húmedo y en unas condiciones que están muy lejos de las idóneas para que las bolas duren mucho. Al terminar el partido, metimos las bolas en el Ball Rescuer para tener unas primeras sensaciones. ¿Fue capaz de mantener las características originales de la bola? Es obvio que el pelo no lo va a devolver pero, en cuanto a bote se refiere, le tenemos que poner muy buena nota. 

 

 

No pudimos medirlo al centímetro pero las sensaciones fueron muy positivas. Las bolas recuperaron seguro parte de la presión perdida durante el primer partido y fue parecido a si estrenásemos bolas de nuevo en nuestro segundo partido. Hemos continuando probándolo y lo cierto es que sigue dando muy buenos resultados. Si antes las bolas nos duraban 2-3 partidos (cabe decir que el clima exterior gallego no acompaña, más que por nuestra pegada) con este simple pero efectivo presurizador hemos podido alargar la vida útil hasta los 7-8. Evidentemente, no es exactamente igual a estrenar bolas todos los días pero podéis haceros una idea. De hecho, las bolas no las hemos dejado de utilizar por falta de bote si no por falta de pelo.

Somos jugadores que le exigimos bastante a las bolas, nos gusta pegarle bastante y tienen que tener un buen bote para poder traérnosla a nuestro campo en las condiciones que habitualmente jugamos. Está claro que las bolas podrían seguirse utilizando y, de hecho, nada tienen que ver a cómo las dejábamos antes de utilizar el Ball Rescuer. Nuestra prueba más amplia fue utilizando bolas nuevas, recién abiertas, y lo cierto es que es la forma más fácil y eficiente de utilizar el presurizador. También es posible recuperar la presión en bolas ya abiertas y utilizadas un par de veces pero, sin embargo, el resultado no es tan tan bueno. Mejoran y nos pueden sacar de un apuro pero recomendamos empezar un bote nuevo para conseguir los mejores resultados.

Pros

  1. La mejor relación calidad - precio de estos presurizadores.
  2. Alarga la vida útil de las bolas mucho más que los tubos presurizadores simples.
  3. Se adapta tanto a botes de tres como de cuatro bolas.
  4. Posibilidad de cambiar los botes cuando estos comiencen a verse en mal estado.
  5. Posibilidad de adaptar la compra a nuestras necesidades: con bomba o sin ella, varios botes, etc.

Contras

  1. No se adapta a todos los botes del mercado. Sí a muchos de ellos, sería imposible hacerlo a todos visto cómo trabajan las distintas marcas.
  2. El indicador de presión podría estar mejor trabajado. Si queremos darle una u otra presión a las bolas (en función de si son bolas de tenis o de padel) debemos irlo haciendo según nuestra experiencia de acierto - error.
  3. No es tan rápido de utilizar como los presurizadores de tubo, aunque el resultado es mucho mejor.

Conclusiones finales y sorteo

¿Merece la pena? Claramente sí. Este presurizador a día de hoy es el que más nos ha compensado relación calidad - precio. Pagamos un poco más que por los tubos simples pero sus resultados son muy diferentes. Somos capaces de alargar la vida útil de las bolas bastantes partidos y rápidamente le sacamos rentabilidad.  Es muy fácil de usar pero también muy eficiente. Si sois jugadores que os gusta utilizar bolas "nuevas" cada vez que vais a jugar, vais a sacarle rendimiento desde el primer momento.

Aquí viene la parte buena para vosotros y no tan buena para mí. Me quedo sin el Ball Rescuer pero no por mucho tiempo. Para mí es una compra recomendada y volveré a caer en los próximos días. La unidad de prueba que nos dejó la gente de Ball Rescuer vamos a sortearla. ¿Cómo? Muy fácil, tan solo tienes que entrar en el post y seguir las instrucciones de la publicación.

Por último, su precio es muy bueno y podemos elegir entre múltiples opciones. Si estáis pensando en un buen regalo para estas Navidades para un apasionado del padel, tenedlo en cuenta. Un nuevo compañero en nuestro paletero.

Rebajas
Ball Rescuer - Convierte envases de pelotas de pádel o tenis en un Bote Presurizador de 35 psi - Adaptable a envases de tres o cuatro bolas (envase no incluido).
  • PRESURIZADOR DE ALTA PRESIÓN PARA TODO TIPO BOLAS: MULTIPLICA x 10 la vida de las bolas. Toda la presión que tus pelotas necesitan.
  • ENVASES COMPATIBLES (pueden alojar cualquier otra marca de bolas): Head Padel, Head Championship (3 y 4 bolas), Head Padel Pro (sólo los estrechos), Dunlop Team Padel, Dunlop Pro Tour 4 bolas, Slazenger Club Padel, Penn Coach, Carrefour (envases de 5 puntas). No compatible con latas. Listado completo en web.
  • ENVASE TRANSPARENTE que permite ver el estado de las bolas (no deben estar aplastadas). Otros presurizadores son opacos y no permiten ver el estado de las bolas.

Última actualización el 2019-11-11 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Encuentra tu pala de pádel ideal entre todas las palas del mercado analizadas.

El Equipo de PadelZoom
Aquí podrás encontrar tu pala ideal: Algoritmos y análisis.

Comentarios

Leer más
En la entrada de esta semana os traemos el resumen del Challenger de París, la cancelación del Master de Londres, una introducción al Open de Menorca y el Camp. España por Selecciones Autonómicas.