clima padel

¿Cómo afecta el clima al pádel?

La pala, las bolas muy viejas, las bolas muy nuevas, el calzado, nuestro compañero, un mal día, el estrés de la oficina, etc etc. Existen infinidad de excusas que solemos poner cuando tenemos un mal partido, pero... ¿Alguna vez te has planteado cómo afecta la climatología en nuestro juego? Hoy te lo contamos todo.

Estos días de frío y de lluvia posiblemente tengas unas sensaciones en el juego totalmente diferentes a las de hace unos meses cuando el calor apretaba. Tranquilo, esto es totalmente normal ya que las condiciones climatológicas afectan en el juego y nada tiene que ver jugar un partido en pleno verano con 30 grados en la pista que con temperaturas rozando los bajo cero.

Si vives en ciudades en donde la diferencia de temperatura entre el verano y el invierno es grande, es recomendable contar con dos palas, una para jugar en el invierno y otra para jugar en el verano. Debemos de prestar una gran atención a elegir nuestra pala de pádel, ya que factores como el tipo de goma o el material del que está compuesta nuestra pala son factores importantes que debemos de tener en cuenta para sentirnos a gusto con nuestro juego independientemente de las condiciones meteorológicas.

Existen varios factores que se ven afectados por la climatología, pero nosotros vamos a centrarnos en los dos principales: la pala de pádel y las pelotas de pádel.

La pala de pádel

Como ya sabemos, existen palas con gomas más duras y otras palas con gomas más blandas. Las palas con goma blanda suelen tener una mayor salida de bola que las palas con gomas más duras.

Con la llegada del frío, la salida de bola de las palas disminuye y el jugar con una pala más blanda nos va a facilitar golpear la pelota y que esta salga en las mejores condiciones.

Con la llegada del verano y del calor sucede lo contrario, la salida de bola de nuestra pala aumenta y nos resulta más sencillo golpear la pelota.

Si eres un jugador que se está iniciando en esto del pádel y todavía no tienes una gran técnica de golpeo puede interesante contar con dos palas de pádel: una con una goma más blanda para jugar en el invierno cuando las temperaturas sean bajas y otra para jugar en el verano cuando las temperaturas sean más altas. Esto hará que tus sensaciones del juego sean las más confortables independientemente de la climatología.

Las pelotas de pádel

Las pelotas de pádel son un componente fundamental para disfrutar de un buen partido de pádel. Si éstas no están en las condiciones óptimas nuestro juego se verá afectado.

En invierno cuando las temperaturas son bajas, la presión de las pelotas de pádel disminuye haciendo que la pelota corra menos. Por tanto, nos resultará más complicado imprimirle fuerza y velocidad a nuestros golpes.

En el verano ocurre lo contrario. Con el calor la presión de las pelotas de pádel aumenta y la pelota corre más, está más viva. Nada tiene que ver un buen remate cuando se hace en verano con buena temperatura exterior que en invierno con frío. La bola va a salir mucho más en verano y nos va a resultar más fácil traérnosla a nuestro campo o sacarla x3.

Hasta aquí el artículo de hoy. Como habéis podido leer, el clima es un factor que puede afecta mucho a nuestro juego. A pesar de ello, recordad en todo momento que sois vosotros mismos los únicos responsables de vuestros actos, así que las excusas no están permitidas en este deporte. Buen día, y a disfrutar del pádel!

Encuentra tu pala de pádel ideal entre todas las palas del mercado analizadas.

El Equipo de PadelZoom
Aquí podrás encontrar tu pala ideal: Algoritmos y análisis.
chiquita-padel
Leer más
En este artículos nos centramos en uno de los golpes que nos permitirá controlar en todo momento el ritmo del partido: la chiquita.
palas-mas-potentes
Leer más
¿Quieres saber cuales son las mejores palas de potencia de la temporada? Descubre con nosotros el ranking de las palas más potentes de este 2018.

Comentarios