¿Qué hacer en un partido cuando no nos sale nada?

Seguro que a todos nosotros, seamos del nivel que seamos, ha habido algún partido o situación en el que no nos sale nada bien. Son momentos en los que hasta los golpes más sencillos no nos salen como estamos acostumbrados, que las bolas más fáciles las mandamos contra la red, que no llegamos cómodos a una bola, que no somos capaces de traernos una bola, etc. Todos, absolutamente todos, hemos pasado por un mal momento en nuestro juego.

Habitualmente estos bajones de nivel suelen venir cuando ya llevamos un tiempo jugando. Al principio, cada día que vamos a jugar nuestras exigencias no son muy altas y siempre nos vamos a casa con la sensación de que hemos mejorado. Sin embargo, a medida que jugamos y entrenamos más, es probable que incluso ese golpe que llevas practicando todas las semanas en las clases no te salga a la hora del partido. No solo ocurre en el padel, la curva de aprendizaje de casi cualquier deporte tiene un leve retroceso y es algo a lo que tenemos que estar dispuestos a luchar. Más aún en un deporte como el padel donde los primeros pasos son especialmente rápidos. Ahora bien, ¿cómo debemos afrontar esos momentos durante el partido?

Ser conscientes de qué es lo que estamos haciendo mal.

Quizás sea uno de los puntos más obvios pero no por ello más fácil. Lo primero que debemos tener es autocrítica pero constructiva. No sirve con decir "no me sale nada". Tenemos que hacer frente a un problema concreto e intentar ponerle solución. Puede ser que nuestro problema sea de técnica, de motivación, de actitud, adaptación a nuestra pareja, físico o incluso de las condiciones de la pista.

Es evidente que puede haber situaciones en las que nos falle la concentración, hace un tiempo os hablábamos de cómo recuperarla.

Sin embargo, tenemos que ser conscientes en todo momento de a qué nos estamos enfrentando. No todo es actitud, no todo es echarle motivación y para delante. Es más, incluso la estrella argentina de la NBA Manu Ginóbili tiene unas de las declaraciones más duras y sinceras que nos viene muy bien al caso.

De poco sirve centrarnos en un problema de técnica de golpeo cuando estamos fallando en la colocación por no adaptarnos a una pista lenta y húmeda donde la bola no rebota lo suficiente. Es por ello por lo que es básico conocernos y ser realistas, saber en qué estamos fallando es la base principal para poder ponerle solución. No todo son ganas.

Conocer los límites y juega acorde a ello.

Es muy probable que la gran mayoría de vosotros juguéis al padel por divertiros y hacer deporte. Es por ello por lo que tenéis que tener presente que todos tenemos unos límites seamos del nivel que seamos. No podemos intentar hacer cosas que están fuera de nuestro alcance y menos si no lo hemos entrenado.

A todos nos gustaría traernos la bola desde encima de la línea con un smash al estilo Miguel Lamperti o Paquito Navarro pero los jugadores de WPT son profesionales y se dedican en cuerpo y alma para ello. Si nuestro límite para un remate cómodo está a 2-3 metros de la red, no podemos pretender que de un día para otro podamos hacer algo muy distinto. Este simple ejemplo debemos adecuarlo a todo. Si no nos sale nada de lo que habitualmente conseguimos, menos aún si intentamos innovar. Aquí es donde comienzan las frustraciones.

Centrarse en vuestros puntos fuertes.

Ahora bien, igual que todos tenemos debilidades, también tenemos que conocer nuestros puntos fuertes. Algo que tenéis que tener claro es que todos tenemos más de un aspecto que destaca por encima del resto sobre nuestro juego. La variedad de golpes en el padel es muy amplia y tenemos que estar abiertos a cambiar y adaptarnos según lo requiera el partido.

Si habitualmente nuestro punto fuerte es el globo alto y profundo para sacar a nuestros rivales y en el partido no sale, debemos buscar en qué otro aspecto somos capaces de destacar y sacarle provecho.

Soluciones a corto plazo y concretas.

Es nuestro consejo principal. Cuando tengáis identificado el problema intentad poneros objetivos a corto plazo y tangibles. Por ejemplo, si notáis que lo que está fallando es vuestra regularidad a la hora de meter bola, podéis plantearos junto a vuestro compañero pequeños objetivos durante los puntos: hacer X intercambios antes de apretar con nuestra volea, asegurar determinadas bolas altas durante los puntos de resto, etc. Así, con pequeños objetivos y motivaciones a corto plazo, iréis recuperando vuestras sensaciones.

Otro ejemplo, si nos está costando llevar la iniciativa del punto con nuestro saque podemos establecernos mentalmente un mínimo de primeros saques dentro y jugar con una primera volea profunda y arriesgada. Con ello recuperaremos poco a poco sensaciones y la iniciativa del juego.

La clave de este punto es que podáis cuantificar lo que estáis haciendo bien y lo que os continúa sin salir. De esta manera, podéis ir midiendo qué aspectos tenéis que seguir mejorando y dándole más atención durante el siguiente juego.

Comunicarse con nuestra pareja.

Como decimos por aquí, parece algo de perogrullo pero seguro que os ha pasado más de una vez. Es muy importante que tengamos comunicación con nuestra pareja. El padel es un deporte por parejas donde es de vital importancia que ambos remen en la misma dirección. De poco sirve que uno intente pasar mucha bola para sentirse seguro en la pista si su pareja está arriesgando y fallando en exceso. Además, si uno de la pareja tiene problemas y no se da cuenta, si el otro es capaz de hacérselo ver sin discusiones, es mucho más probable que consigan sus metas. Es clave  que no os de corte hablar las cosas entre vosotros, aunque eso requiera 20 segundos de frenar el partido.

Y algo verdaderamente importante que no nos gustaría dejar pasar también es el descanso. Es importante que descansemos tanto física como mentalmente para no cometer una y otra vez los mismos errores. Existen situaciones de bloqueo durante muchos partidos pero lo básico es intentar no arrastrar esos malos pensamientos de un día para otro ya que, evidentemente, solo traerán nuevos errores y complicarnos que disfrutemos de nuestro deporte. Recuerda que en PadelZoom tenemos una sección sobre Psicología en el padel que os puede venir muy bien para otras situaciones.

Encuentra tu pala de pádel ideal entre todas las palas del mercado analizadas.

El Equipo de PadelZoom
Aquí podrás encontrar tu pala ideal: Algoritmos y análisis.
Leer más
Hay situaciones durante los partidos en las que no nos sale nada bien, es básico que sepamos en qué estamos fallando y cómo hacerle frente. Descúbrelo aquí.
Leer más
La Dormilona, golpe único en el pádel. Aprendre los mejores consejos y técnicas para ejecutarla a la perfección. ¡El salto de calidad que tu juego necesita!

Comentarios