la dejada en el padel

La dejada en el pádel: Guía y mejores consejos

Análisis táctico

Para tener el mayor acierto posible para hacer una buena dejada, hay que hacer el golpe a la perfección, reduciendo al máximo el margen de error. Hay que tener claro que este golpe se utiliza cuando el rival se encuentra pegado a la pared del fondo y con el peso del cuerpo retrasado. Para ello, nuestra pelota debe ir bien profunda y muy baja.

Hay que arriesgar lo menos posible con la dejada, ya que es un golpe algo complicado. Únicamente las grandes potencias del pádel son capaces de hacer de la dejada un golpe definitivo con asiduidad, votando en el campo rival y marchando hacia la red o sacándola por la puerta. En el peor de los casos, la pelota quedará cerca de la red y pegada a la reja lateral, complicando la respuesta de nuestro rival que partiría en una situación de desventaja.

Para los jugadores que inician en el mundo del pádel, en un principio habría que usar la dejada únicamente como un componente de desestabilización para el rival. La dejada habrá que hacerla cuando la pelota venga a la altura del pecho, o como muy bajo a la altura de la rodilla, ya que en cualquier otra altura se haría un golpe muy complicado.

Sería ideal hacer la dejada cuando la pelota venga a una velocidad media-baja, para poder amortiguarla lo mejor posible y darle su efecto, ya que si viene a una velocidad alta la pelota saldría despedida más larga de lo que queremos y estando en la red, somos como un peluche en la boca de un Doberman, totalmente indefensos.

Si la dejada no la controlamos al 100%, habría que hacer daño a nuestros rivales dirigiendo la pelota hacia la reja, complicando mucho su respuesta. No cabe duda, que para hacer una buena dejada nos tenemos que encontrar en una posición de ataque, lo más cerca posible de la red. Si nuestros rivales consiguen alcanzar, es mejor instalarse en la red, puesto que llegarán justos y tendrán pocas elecciones. La elección más común es subir la bola como puedan para salvarla y, en tal caso, podemos terminar el punto con un remate concluyente o una bajada.

No hay que abusar de las dejadas. El pádel es un juego de leer la estrategia y el juego de nuestro contrincante. Si abusamos, éstos van a estar al corriente de cómo adelantarse y derrocharemos además el factor sorpresa que tiene este golpe. Sólo debe ejecutarse para coger de imprevisto a los rivales.

Análisis técnico

Si eres principiante, es recomendable no darle efecto. Golpear únicamente como si fuera una volea, suprimiendo la terminación. Con muy poco armado y en el momento del golpeo, dejar el brazo relajado para que la pelota quede muerta y rebote lo más mínimo posible, dificultando así a nuestro rival.

Con el paso de los partidos, meses o años, se comienza a dar efecto a la dejada, lo que le hace un golpe más eficaz y determinante.

Lo primero que tenemos que saber es el punto de contacto: retrasar dicho punto y dejándolo algo lejos del cuerpo para entrar a la bola por debajo. Debemos arañar la bola por la parte de abajo, haciendo que la bola suba con efecto cortado para que la bola avance hacia arriba y no hacia delante.

A la hora de golpear la pelota, tenemos que abrir la cara de la pala para que la bola gire y no avance. En ocasiones, podemos ver a los profesionales subir mucho la bola, pareciendo que puede llegar el rival, pero lo imposibilitan porque a la hora de botar en el suelo, la pelota cambia de dirección y se marcha hacia la red o incluso puede volver a su propio campo, lo que le hace incontestable.

Tenemos que mantener el peso del cuerpo sobre la pelota, evitando el gran error que cometen los principiantes de este golpe que es echar el cuerpo hacia atrás para que la pelota coja ese sentido, pero no es así. Es clave, que cuando estamos bien perfilados, acompañemos con el peso del cuerpo hacia la dirección de la pelota.

El popular jugador profesional de pádel Cristian Gutiérrez es un auténtico experto de la dejada. El argentino tiene un incondicional dominio sobre la bola, sabe examinar perfectamente el encuentro y aprovecha el mejor instante para apelar al recurso de la dejada, para poder vencer el tanto y destrozar totalmente el ritmo del contrario.

Como dijimos anteriormente, este golpe se maneja para pillar al rival, por lo que deberemos “ocultar” nuestras intenciones lo máximo posible. En relación con la ejecución, se debe ejecutar con la musculatura relajada para una buena “amortiguación” y proporcionar la mínima fuerza necesaria. Por lo tanto, la dejada debes guardarla para momentos puntuales con el objetivo de cambiar el ritmo del punto, cazar al rival y tratar de conseguir una clara ventaja o vencer el punto.

 

Encuentra tu pala de pádel ideal entre todas las palas del mercado analizadas.

El Equipo de PadelZoom
Aquí podrás encontrar tu pala ideal: Algoritmos y análisis.
Leer más
¿Quieres saber cuáles son las mejores palas de control del año 2018? Bullpadel, Adidas, Asics, Star Vie... descubre las palas de control de esta temporada.
Leer más
Aquí tienes las palas TOP utilizadas por los jugadores de WPT. Bela, Lima, Paquito Navarro, JMD... os contamos todo sobre las palas de los jguadores WPT.

Comentarios