Epicondilitis en Pádel: Cómo Evitarla y Mejores Palas 2020

Categoría: Lesiones en el pádel

Muchos os preguntaréis: "¿Y eso qué es?". Bien, la epicondilitis es una de las lesiones más usuales en el mundo de la raqueta. Un dolor en la cara externa del codo que te impide practicar el deporte que te gusta. También es conocido como "codo de tenista”.

La articulación del codo está compuesta por el hueso del brazo superior (húmero) y uno de los huesos del brazo inferior (cúbito).

Las protuberancias de hueso que se encuentran en la parte inferior del húmero se llaman epicóndilos. La protuberancia que se encuentra en la parte externa del codo, donde se conectan por medio de tendones ciertos músculos del antebrazo, se llama epicóndilo lateral. La epicondilitis lateral también se conoce como tendinitis del extensor de la muñeca.

Y ahora llega la pregunta:

¿Cuándo puede verse afectado/a por epicondilitis?

Esta enfermedad ocurre cuando se usan más de la cuenta los músculos del antebrazo, aquellos que mueven y levantan tanto la mano como la muñeca. Como consecuencia de demasiado movimiento (y brusco), los tendones se inflaman, produciendo pequeños desgarros que producen un dolor agudo muy molesto, ya no solo para coger una pala de pádel sino para cualquier acción de la vida cotidiana en la que haya que coger cualquier objeto.

Además de a jugadores del mundo de la raqueta, ya sea pádel, tenis, bádminton o cualquiera, también afecta a trabajos cotidianos como los mecanógrafos, trabajadores de la carpintería, trabajadores de un taller o cualquier trabajo que implique un movimiento continuo brusco de los antebrazos.

La epincondilitis puede llegar precedida (jugando al pádel) por diversas causas: utilizar una pala incorrecta, una técnica de juego deficiente (sobre todo en el armado de los golpes y la finalización) en la que se realicen golpeos de mala forma o al incremento de la actividad física cuando no se está acostumbrado a cargar el brazo tan repetidamente, es decir, jugar del día a la mañana muchos partidos seguidos sin tener un buena forma física.

¿Cómo reconocer si tengo epicondilitis?

A ciencia exacta, lo más seguro es visitar una consulta médica, que mediante las pruebas necesarias, emita un certificado médico con la lesión precisa. Aun así, los síntomas de esta enfermedad son los siguientes:

  1. Malestar que se prolonga desde el codo hacia el antebrazo.
  2. Incapacidad de practicar deporte o realizar trabajos que impliquen estos movimientos.
  3. Dolencia cuando agarra algún objeto o se cierra la mano.
  4. Dolencia si se levanta cualquier peso.
  5. Dolor agudo en la región lateral del codo.

Tratamiento

¿Qué puedo hacer si tengo epicondilitis? Primero, visitar el médico. Mientras tanto, podemos ofrecerte algunos tratamientos que pueden ser eficaces:

  1. Colocar hielo sobre el área afectada durante 30 minutos con un intervalo de 4 horas.
  2. Realizar los ejercicios propuestos por el médico/fisioterapeuta.
  3. Usar una banda elástica para evitar que los vibren los músculos del antebrazo.
  4. Tomar un antiinflamatorio (bajo supervisión del médico), por ejemplo, Ibuprofeno.
  5. Por supuesto, reducción de deportes que sea necesaria una raqueta.
  6. En algunos casos (los más graves), cabe la posibilidad de una intervención quirúrgica.

¿Cómo podemos evitar la aparición de la epicondilitis?

Es muy importante que, cuando vayamos aumentando la velocidad y fuerza de los golpes, tratemos de contactar con un profesor que nos corrija la técnica de algunos golpes que, al hacerlos mal, nos podría producir “codo de tenista”.

Es vital hacer un buen calentamiento antes de comenzar el partido de pádel: movimientos suaves de las articulaciones como las muñecas, codos, rodillas, tobillos.. También realizar estiramientos antes y también al terminar el partido, que aunque estemos muy cansados y muchas ganas de tomar la cerveza con los amigos, es fundamental.

Mejorar los hábitos de alimentación y tener una vida sana favorecerá a que la calidad de los tejidos de los músculos y tendones sea la correcta y por ende, disminuya la probabilidad de caer lesionado. Ante todo, cabeza fría: si duele, mejorar parar y visitar un especialista médico que trate el problema.

Mejores Palas para la Epicondilitis en el 2020

Royal Padel M27

Supongo que si ya padeces epicondilitis y no “puedes” dejar de jugar, la primera marca que te habrán recomendado será Royal Padel, y debo decir que es un acierto seguro. Este modelo es uno de los buques insignia de la marca. Para el núcleo utilizan la goma de polietileno que tan beneficiosa resulta para el codo, pues absorbe muy bien las vibraciones del impacto. La pala está compuesta en carbono 100%, tanto el marco como las caras. Por tanto, tenemos la gran salida de bola y jugabilidad de la goma blanda con el tacto y solidez de la fibra de carbono. Esto se traduce en una gran comodidad en prácticamente todos los golpes. En el fondo de pista te sentirás muy seguro, la pala nunca te exigirá más de lo necesario y será una gran aliada. Los globos serán precisos y profundos, gracias a su tacto seco, pero con gran salida. Y lo mismo sucede con los botes pronto o bloqueos en la red. Solo con poner la pala la bola sale despedida. Las bandejas son una delicia pues además el modelo tiene un balance bajo y peso muy contenido, por lo que nunca sentirás el brazo cargado. Y todos los gestos de golpeo por encima de la cabeza serán coser y cantar. La única pega es que en el remate pierde puntos debido a que “se come” mucho la bola, y no consigue transmitir toda la fuerza de los jugadores más pegadores.
Personalmente esta pala es una de mis debilidades. En el momento que la probé no esperaba gran cosa sinceramente. Suponía que debido al enfoque “anti-lesivo” que le daban al modelo dejaría de lado todo lo demás, y no sería una pala jugable ni divertida. Que equivocado estaba. Una pala que se la recomendaría además a principiantes, pues tiene un punto dulce enorme, y es muy permisiva con los errores.  Por cierto su sonido asustará a más de un rival.

Head Graphene 360 Alpha Elite 2019

A todos nos gustaría jugar como el gran Sanyo Gutiérrez. Por desgracia muy pocos llegaremos a parecernos en lo más mínimo, así que el único recurso que nos queda es comprarnos su pala esperando contagiarnos un poco de su magia. La realidad es que el modelo Alpha Pro no es una pala para todo el mundo debido a su elevado peso y balance medio-alto. Solo aquellos jugadores más potentes físicamente, sin lesiones previas y con una buena técnica, podrán sentirse cómodos con esa pala. Sin embargo, pensando en todos, Head tiene varias versiones del mismo modelo Alpha, cambiando materiales, peso y balance. En este caso la versión Elite cuenta con goma Power Foam, excelente contra las vibraciones. Si con esto no fuera suficiente las caras están fabricadas en fibra de vidrio. Conseguimos con la unión de estas dos características una alta salida de bola y una gran jugabilidad. Si la tuviésemos que definir en una palabra sería “fácil”. Una pala adecuada también para principiantes, pues tiene un punto dulce muy amplio, un balance equilibrado y una sensación de comodidad que serán de gran ayuda en todas las partes de la pista. La manejabilidad es muy alta debido a su peso contenido y balance bajo, así que no sufrirá nuestro antebrazo al volear. Tampoco nuestro hombro se sentirá fatigado tras un intenso entreno de bandejas, pues su liviano peso nos ayuda a levantar la pala por encima de la cabeza sin problema. Por supuesto los acabados siguen siendo de lo mejor, como todos los productos de la marca austriaca.

Siux Platinum Luxury

Según empuñamos esta pala no deja de resonar y cobrar sentido en nuestra cabeza el apellido “luxury”. El acabado es exquisito, un diseño sobrio y elegante y un tacto alejado de esas palas con rugoso tipo lija. Aquí el barniz es aterciopelado y suave. Da gusto tener esta pala en las manos. Pero estábamos analizando palas respetuosas con el codo ¿recuerdas? Si he situado este modelo en la lista no es por su espectacular acabado, sino por sus sensaciones a la hora de empuñarla. Cuenta con una goma black EVA de un tacto delicadísimo. Sentirse acosado en el fondo de pista con esta pala no es ningún problema. Tienes la seguridad de que lo puedes devolver todo sin descanso. La salida de bola es muy alta pero no descontrolada. Su forma es un híbrido entre lágrima y redonda. El balance es medio, muy equilibrado, y el peso ligero. Sientes que es una pala liviana y muy manejable en todo momento. En red gracias a su salida de bola no tienes que alargar el gesto para darle velocidad a la bola. Y gracias a su balance y comodidad las bandejas son una rutina imperceptible para tu hombro. La jugabilidad de la pala es altísima, no descuida el control, y además gracias a sus caras de carbono 24k resiste muy bien el impacto en el smash, con lo que también es una buena elección para los más pegadores.

Nox ML10 Pro Cup

No sabemos cómo, pero la pala de Miguel Lamperti siempre se hace un hueco en todas las listas. Da igual que hables de las mejores palas de control, polivalentes o para principiantes.

Lleva años siendo la favorita de muchos y habitando los paleteros de los aficionados, como primera e irremplazable pala, o como esa pala indestructible que llevas siempre contigo por si acaso rompes la otra. Lo cierto es que no es casualidad, o un suceso paranormal inexplicable. La goma HR3 de Nox, que lleva años haciendo las delicias de los más acérrimos a la marca, además de una excelente relación entre control y salida de bola, es una goma que absorbe estupendamente bien las vibraciones. Si además la montamos en un molde redondo, balance medio y con fibra de vidrio en las caras, el resultado es una pala que gusta a todos. Además, se fabrica en pesos bastante bajos, con lo cual tiene todo de su parte para llevarse bien con los codos delicados. Es una pala que a diferencia de anteriores modelos no tiene una gran salida de bola, digamos que la justa, pero gracias a ello el control es muy alto. Sentirás la bola en todo momento. El formato redondo garantiza un punto dulce enorme, apto para todos los niveles, pues perdona muchos errores en golpes descentrados. Esto también está influido por las caras en fibra de vidrio, un material menos rígido que el carbono, más permisivo y mucho más elástico y jugable. Tendremos una sensación de comodidad y familiarización con la pala inmediatas, como si nos conociéramos de toda la vida.

El balance es medio, pero queriendo coquetear con la punta de la pala, por ello muchos jugadores son capaces de sacarle una muy buena potencia a este modelo. Personalmente la estética me encanta y es reconocible como pocas. El acabado roza la perfección, con unos gráficos muy bonitos y un barniz brillante súper agradable a la mano. Últimamente además han lanzado diferentes versiones, como la black o la 10º aniversario, que junto a las versiones de camuflaje y la de mujer hacen que tengamos una ML10 para todos los gustos.

Descubre la pala que estabas buscando

Encuentra tu pala de pádel ideal entre todas las palas del mercado analizadas.

Todas las palas de pádel analizadas >>
PadelZoom

PadelZoom

PadelZoom está formado por profesionales del padel, profesionales, técnicos y jugadores. Desde 2015 siendo una referencia dentro del mundo de los padeleros.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Mejores Palas de padel Junior 2020

Los más pequeños siempre ven en los mayores el espejo donde mirarse. Las marcas lo saben, y debido al gran crecimiento de nuestro deporte cada…

Como elegir una pala junior

Así que, si a tu hijo ya le ha picado el gusanillo del padel o quieres introducirlo en este deporte, no tendrás ningún problema para…