primeros pasos principiantes padel

Primeros pasos en el padel

La mayoría de nosotros, padeleros adictos, tenemos un pasado sombrío del que nunca queremos hablar ni acordarnos. Hablo de aquellos días en los que íbamos a jugar muy de vez en cuando, con los amigos del instituto o la universidad, a las pistas municipales o de alguna urbanización, con las zapatillas que usábamos para todo, una pala que no sabíamos de donde había salido, el mango pelado por no usar overgrip y un bote de bolas que igual llevaba abierto 1 o 2 años.

Más tarde, por unas u otras circunstancias, acabamos volviendo a las redes del padel pero con otra mirada. Nos dimos cuenta de que era algo más: un deporte serio, profundo, divertido y muy competitivo. Así es como poco a poco nos fue picando el veneno que a día de hoy corre por todo nuestro cuerpo y para el que no queremos antídoto.

Si eres un niño prodigio que lleva con la pala en la mano desde los 3 años y que con 12 ya le pega como Lamperti, este artículo no merece tu atención. Pero si como la gran mayoría de nosotros acudes al padel a una edad más avanzada (probablemente procedente de otros deportes) y quieres empezar en este mundillo, pero no sabes cómo hacerlo, te aconsejo que leas atentamente estos útiles consejos.

Material indispensable para empezar

Parece obvio, pues todos los deportes en mayor o menor medida necesitan de material específico. En este caso lo mínimo en lo que tienes que invertir será una buena pala, zapatillas específicas y un bote de bolas. Y cuando decimos “invertir” no queremos que necesites comprarte la pala más cara que te puedas permitir, todo lo contrario. Una de las grandezas del deporte es que la habilidad o las ganas no dependen de tu bolsillo. Existen palas muy buenas y de calidad por muy poco dinero. Es más, probablemente empezar con la pala más cara o la del jugador famoso no será nada bueno para un principiante, ya que no será capaz de sacarle rendimiento, y será contraproducente para su progreso e incluso lesiva.

Nuestro consejo es empezar siempre con una pala de formato redondo, balance bajo, peso contenido, tacto medio y sobre todo cómoda. Puedes echarle un vistazo tanto a nuestra web y sus análisis, como sobre todo a nuestro blog donde encontrarás un artículo con las mejores palas para principiantes del 2020.

El segundo punto que debes cuida es tu calzado. Si te fijas un poco en los jugadores más esporádicos (esos a los que se identifica fácilmente por vestir normalmente con camisetas de fútbol) no llevan un calzado especial para la superficie de las pistas de padel. Como consecuencia de esto se producen numerosos resbalones, los cuales pueden desembocar en una más que probable lesión. No hace falta explicar entonces la necesidad de un calzado especifíco, y al igual que sucede con las palas, no necesitas de una gran inversión para adquirir unas zapatillas con suela de espiga o clay. Los rangos de precio y prestaciones son amplios. Así mismo puedes consultar la sección de zapatillas de padelzoom.

Y por último las bolas. Todos hemos visto a los menos frecuentes de las pistas caer en el mismo error que se repite continuamente: quieren pegarle a la bola hasta reventarla, sin darse cuenta de que no tienen principalmente la técnica adecuada, pero no menos importante el material idóneo. Si cuentas con una pala decente ya tienes mucho terreno ganado, pero de nada te servirá si juegas con las bolas del perro, o las que lleva tu amigo de marca “Acme” y llevan abiertas 6 meses. Además, no hay mejor sensación que empezar un partido con el sonido de un bote de bolas recién abierto. Quizás ahora no lo entiendas, pero si sigues en esto a la larga sabrás de lo que hablo. Encuentra aquí las mejores ofertas de pelotas de padel.

La importancia del compañero

Si empiezas desde cero, puedes sentirte un poco solo y perdido en un deporte y un ambiente que no conoces. Por eso es recomendable empezar a jugar con amigos, y si alguno tiene las mismas aspiraciones que tú a la hora de aprender y progresar, serviros de ayuda mutua para competir y mejorar. Además, es muy útil tener a alguien de un nivel similar, para no frustrarte ni sentirte estancado, ya que es muy habitual que eso pase si te enfrentas a gente de más nivel.

Por suerte el padel es un deporte muy social, y si no tienes nadie con quien empezar tampoco es un gran impedimento, pues los clubs suelen organizar partidos y campeonatos, o tener divisiones de niveles en los que la gente puede ir encontrando su lugar. Además, las cañas post partido son una forma fácil de organizar partidos y conocer gente.

Recibe clases cuanto antes

El padel es un deporte en el que es muy fácil progresar y evolucionar. Sin embargo, siempre es una oportunidad empezar en este proceso de aprendizaje sin malos vicios adquiridos, ya que, a diferencia de otras disciplinas, aquí prima más la técnica que el físico. Los niños que empiezan desde muy pequeños con un profesor avanzan de una manera increíblemente rápida gracias a que su cerebro está más predispuesto para aprender, y si tienen alguien que les enseñe la técnica correcta estarán ejecutando los golpes y realizando los gestos de manera óptima desde el principio. Salvando las distancias, en la edad adulta tenemos que pensar de igual manera. Siempre le costará más aprender y recibir correcciones a una persona que lleve cierto tiempo jugando que al que empieza desde cero. Así que, si te encuentras en esa situación, aprovéchala.

Aprenderás a tener paciencia, a dirigir la bola y a jugar a distintas velocidades. Comprenderás que por muy bonito que resulte, el padel no consiste solo en hacer vistosos remates. Por otro lado, es una nueva ventana a través de la cual conocer gente, abrir tu círculo y conseguir partidos. Recuerda que siempre es mejor invertir en formación que en otra pala, por ejemplo.

Iníciate en la competición

Una vez que hayas adquirido cierto nivel, si quieres seguir progresando lo mejor es competir en la liga federada de tu comunidad. Hay varias categorías y muchos equipos, así que podrás encontrar el que mejor se adapta a tu situación.

Es muy recomendable porque es otra manera de jugar, otro ambiente totalmente diferente, tanto en los partidos como fuera de ellos. La adrenalina y emoción en el momento de entrar a la pista se combinan con el compañerismo y buen rollo que se genera fuera de ellas con tus compañeros y rivales. Es la mejor manera de medir tu nivel, tu progreso y tus aspiraciones, pero siempre conservando el aspecto lúdico.

Aprende de los mejores, el mejor de los consejos

Seguro que si ya te ha picado el gusanillo del padel, este último consejo no necesitas que te lo digamos nosotros. Cuando descubres la magia de este deporte, te quedas ensimismado viendo a los profesionales o los jugadores de niveles altos que juegan en tu club.

Si después de tu partido te quedas un ratito mirando algunos puntos de la gente de 1ª ya sabes de lo que estamos hablando. Y es que no hay mejor manera de aprender que viendo (e intentando imitar) a los que mejor lo hacen.

Además, gracias a todos los medios de los que contamos hoy en dia, tenemos a nuestra disposición infinidad de videos, clases y tutoriales con los que empaparnos de todo el padel que queramos. Eso sí, hay que darle la importancia justa, porque no es lo mismo verlo en la tele que llevarlo a cabo con la pala en la mano. Por desgracia eso requiere mucho más tiempo y práctica.

Los golpes y la técnica se aprenden en la pista, pero la táctica se puede mejorar por otros medios.

Descubre la pala que estabas buscando

Encuentra tu pala de pádel ideal entre todas las palas del mercado analizadas.

Todas las palas de pádel analizadas >>
Julio

Julio

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Primeros pasos en el padel

La mayoría de nosotros, padeleros adictos, tenemos un pasado sombrío del que nunca queremos hablar ni acordarnos. Hablo de aquellos días en los que íbamos…

Padel Pro Shop, una nueva opción en el mundo del padel

Padel Pro Shop inaugura su tienda online con las mejores marca manteniendo siempre stock garantizado Padel Pro Shop acaba de llegar al mercado con una…