trucos para mejorar en el padel

Trucos para mejorar en el pádel

Hoy en día todo lo queremos para ayer, y bien es cierto que tenemos las facilidades para acortar tiempos en casi todo lo que nos propongamos. Si quieres una pizza puedes buscar la receta en internet, si te falta algún ingrediente te acercan la compra a casa, o si no estás inspirado y la cocina no es lo tuyo siempre la puedes pedir por teléfono.
El pádel por suerte o por desgracia no es así. Para aprender a jugar necesitas tiempo, constancia, paciencia, atención, perseverancia, pasión… Puedes tener un profesor, jugar con amigos mejores que te enseñen lo que buenamente puedan, pero al final todo depende de ti.
Seguro que más de una vez, mirando los nuevos modelos de zapatillas o de palas, has aprovechado para buscar algún truco revolucionario que inventen para conseguir que la saques por 3. Creo que no seré el único que no ha encontrado a la venta ninguna poción mágica de este tipo. Lo que sí puedo decirte desde mi experiencia son una serie de tips o consejos que puedes seguir, sobre todo si eres principiante, para no estancarte y seguir progresando en el pádel.

Ver mucho pádel

Y no me refiero exclusivamente al WPT, que también. Pero ellos están a otro nivel, poco vamos a poder aprender. Si juegas liga aprovecha para ver algún partido de la gente de 1ª o 2ª. De hecho, a pie de pista las cosas se ven de diferente manera. Verás que el nivel no solo se nota en la ejecución de los golpes, sino la elección de éstos. Le pegan muy bien y muy duro a la pelota, pero trabajan el punto hasta que se da la ocasión para cerrarlo con un smash potente. Tienen mucho volumen y velocidad de bola, minimizan sus errores. Ese es un buen espejo donde mirarse y a lo que tienes que aspirar si quieres progresar.

Mejores Palas de Padel

2020

Ser inteligente jugando

Con esto me refiero a que cada uno tiene que conocer sus limitaciones, a que puede aspirar y a que tiene que renunciar. Todos queremos el remate en suspensión de Stupa. Algunos conseguirán hacerlo antes o después, con más o menos entrenamiento, tiempo o perseverancia. Dependerá de muchos factores, tus aptitudes físicas, o tu destreza y habilidad. Pero habrá otros tantos que por mucho que lo intenten no lo consigan.
Así que la clave es saber jugar con las cartas que te han tocado. Tienes que jugar los tiros que domines. Aprender cuando y como arriesgar. No puedes empeñarte en hacer las dejadas de Sanyo de la noche a la mañana, ni las contraparedes entre las piernas de Juan Martín. Poco a poco serás más capaz, dominarás más tu mano y realizarás golpes cada vez mejores y dispondrás de un abanico ofensivo más amplio. Pero hasta que esa excelencia llegue debes saber jugar tus tiros. Muchas veces en niveles medios y bajos suele ganar el que menos falla.

Jugar con gente de tu nivel

Este punto quizás sea uno de los más difíciles y controvertidos, puesto que es difícil encontrar rivales de tu mismo nivel. Y eso es tanto por culpa propia como ajena. Todos creemos que jugamos mejor de lo que realmente lo hacemos y sin embargo a todos nos ha ganado gente que es mucho peor. Pero puestos a diferenciar yo creo que podemos encontrar dos claros y diferenciados perfiles: los que quieren ser siempre el mejor de los rivales y los que quieren enfrentarse contra rivales mejores. Hay gente que lleva jugando 20 años con los mismos tres amigos. Es el mejor de los cuatro y le gusta serlo. No aspira a más ni es capaz de salir de ahí para seguramente evitar perder su status. Pero está claro que para aprender tienes que enfrentarte a alguien mejor, esa es la manera de progresar. Aquí hay que tener cuidado porque a veces por querer subir dos escalones de golpe, tropiezas y vuelves a caer. Así que busca ir subiendo el nivel de los rivales poco a poco. Siempre intentando salir de tu zona de confort.

No jugar demasiado

Matizo mis palabras. Suele pasar cuando somos primerizos o en determinados momentos como las vacaciones, que tenemos muchas ganas de jugar y nos apuntamos a todo, ya sean partidos buenos, malos o regulares. Si a esto le sumamos el partido de liga, más la clase semanal, nos juntamos con una carga de partidos bastante importante. Si encima se ha dado la casualidad de que los partidos han salido malos, porque los rivales eran mucho peores o mucho mejores, porque no te caían bien o porque has perdido todos los enfrentamientos, al final acabas la semana frustrado, incluso enfadado. No quieres saber nada del pádel, ni oír hablar de ello. Incluso te dan ganas de poner la pala en venta y dejarlo para siempre. Todos tenemos semanas peores o mejores.
Hay que saber dosificar y en algunos momentos elegir los partidos. Muchas veces vale más jugar uno o dos a la semana con gente de tu nivel, que resulte en puntos largos y disputados, donde te cueste ganar e incluso que si pierdes salgas satisfecho.

Entrena tus objetivos

Si en la clase de esta semana habéis estado trabajando el globo o las salidas de pared, aprovecha las pachangas con los amigos o gente de tu club para implementar esos golpes a tu juego. Está claro que si acabas de empezar a incorporar la víbora a tu repertorio no será el tiro con más efectividad de tu repertorio, por tanto, no puedes pasarte el partido de liga intentado víboras cada 2 por 3. Pero si puedes aprovechar otros partidos sin esa presión de la competición para atreverte a ejecutar los golpes que aún no dominas del todo, y que en otras circunstancias sabes que debes evitar para no fallar, porque recuerda: “eres inteligente jugando”.

Un profesor siempre es de gran ayuda

Es el recurso que primero se nos viene a la mente de cara a mejorar nuestro nivel, pero también es el más caro. No todo el mundo puede permitirse un desembolso mensual en unas clases. Si tienes la suerte de poder contratar los servicios de un monitor te lo recomiendo encarecidamente, y si puede ser desde el primer momento que cojas una pala mucho mejor. Son muchos los malos vicios que adquirimos inconscientemente, desde un mal agarre hasta una mala colación en la pista. Los niños mejoran rápidamente porque son una esponja, pero también porque es como trabajar con una hoja en blanco. No tienen que corregir malos gestos, los aprenden de la manera idónea desde el principio.
Un profesor te va a ayudar en prácticamente todos los aspectos del juego. Técnicamente mejorarás tus golpes, pulirás tus errores y aprenderás ese recurso que se te resistía o que ni tan siquiera pensabas ser capaz de realizar. Tácticamente entenderás mejor donde jugar tus tiros, posicionarte en la pista, observar las debilidades del rival y no mostrar las tuyas. Físicamente te ayudará a coger fondo, velocidad, agilidad y capacidad de reacción. Y mentalmente te enseñará a no dar una bola por perdida, a no descuidar ningún aspecto del juego ya que se ganan tantos puntos defiendo como atacando, a perseverar, trabajar el punto y meter siempre una bola más.


Descubre la pala que estabas buscando

Encuentra tu pala de pádel ideal entre todas las palas del mercado analizadas.

Todas las palas de pádel analizadas >>
PadelZoom

PadelZoom

PadelZoom está formado por profesionales del padel, profesionales, técnicos y jugadores. Desde 2015 siendo una referencia dentro del mundo de los padeleros.

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

También te puede interesar

Mejores palas de padel de nivel intermedio 2020

Nos guste o no reconocerlo, en esto del padel la gran mayoría de nosotros nos encontramos naufragando en ese basto océano llamado mediocridad. Pocos son…

Mejores Palas para Principiantes en 2020

Cualquier niño que dé sus primeros pasos en el deporte quiere emular a sus ídolos, aun sin saber que lo son. Lo que ellos ven…