volea en el padel

Todo sobre la Volea: técnica, tipos, consejos y errores.

¿Qué es la volea en el pádel?

Pertenece a la clasificación de golpes ofensivos y se realiza con proximidad a la red. Es calificada como uno de los recursos de mayor importancia en el pádel. Además, su perfeccionamiento provoca una escalada del nivel del jugador, ya que al principio cuesta pillarlo, pero cuando lo dominas, tu línea de nivel asciende y lo notas.

Ya sabéis que en este deporte quien es capaz de dominar el juego en la red, tiene muchas más posibilidades de ganar el partido. Aunque en el fondo de la pista seas bueno, sin manejar la subida a la red no llegarás a un nivel superior de jugador.

¿Cómo se ejecuta?

El momento del impacto a la bola es casi el último instante del proceso de este golpe, ya que lógicamente empieza con pasos previos. Sobre todo es importante tener el armado preparado antes de que nos llegue la bola. Siempre conservar la pala en posición alta, con su extremo apuntando hacia arriba y las caras hacia las paredes laterales.

Hay unos factores comunes a la hora de ejecutar los diversos tipos de volea, como por ejemplo que el impacto debe hacerse con la cara de la pala abierta, nuestra posición de espera será a dos metros de la red, la pala a la altura del pecho y los brazos y piernas semiflexionados. Pero por otro lado, dependiendo del tipo de volea que vayas a hacer, la preparación y armado cambia, por eso te recomendamos seguir leyendo el artículo y visitar los posts que recomendamos más abajo.

Cómo realizar tu mejor volea

A continuación seguimos con la guía mostrándote los aspectos clave para que tu volea alcance el mejor nivel posible. Además de lo que siempre os recordamos que sin práctica no hay progreso, vamos a tener en cuenta lo siguiente:

  1. Tu posición respecto a la red debe ser consciente: lo correcto sería esperar la volea ni muy enganchado ni muy alejado. Debes saber en todo momento tu posición en la pista, y no estar en coordenadas concretas por casualidad.
  2. Mover los pies con sabiduría: en el caso de otro deporte como el Boxeo, se dice que realmente se boxea con los pies. Pues en el pádel esta afirmación es bastante acertada también, ya que tenemos que saber hacer uso de ellos de tal forma que nos ayuden a apoyar el cuerpo, a darle potencia a la pelota, a colocar el tronco… entre otras cosas. Hemos de tenerlos entrenados en agilidad para revertir una mala posición en milésimas de segundo si por ejemplo la bola no va hacia donde pensábamos.
  3. No muñequear: el típico girito de muñeca de adorno que se hace después de golpear por parte sobre todo de novatos, hay que eliminarlo.
  4. Disposición del armado alto antes de que nos alcance la pelota.
  5. Hay que estirar el brazo para impactar la pelota. La posición corporal correcta es ligeramente ladeados para tener comodidad y no quedarnos tiesos.
  6. La pala no debe retroceder a más de 180º del cuerpo: siempre mover el brazo en ese límite al golpear.

Posición de espera

Los pies lo situaremos separados entre ellos con una anchura aproximada a la de los hombros. La distancia respecto a la red irá en función de a dónde va a venir la pelota. Es importante tener en cuenta que en la posición de espera la punta de la pala está ligeramente orientada hacia el lado izquierdo (en el caso de los diestros).

Para tener otra referencia podemos mirar que el tapón de la pala esté mirando al pie derecho. En el caso de los zurdos, la punta de la pala estaría mirando hacia el lado derecho y el tapón de la pala mirando a nuestro pie izquierdo.

La explicación a esta posición de espera concreta es que por lo general es más sencillo tapar una bola que nos viene directa al cuerpo con el revés que con la derecha, por lo que nuestra predisposición es más a volear que a darle de derecha.

Hay un error muy común en los que se inician que es intentar adivinar hacia dónde va a venir la pelota.

Esto no es un penalti de fútbol. La bola puede venir de derecha o de revés y va a suceder en numerosas ocasiones durante el partido que nos venga la pelota por el lado contrario al que esperamos. Lo que genera el hecho de intentar adivinar es que se nos gira el cuerpo y supone una pérdida de tiempo en recuperar la posición cuando veamos que la bola no va hacia donde creíamos que iba a ir.

Colocación en la pista

No podemos especificar donde debéis estar colocados exactamente ya que eso tendréis que verlo vosotros porque depende de si la pelota viene del cruzado o del paralelo. Sí la pelota viene desde el cruzado nuestra posición será un poco más retrasada y aproximadamente sobre el centro de la pista. Si la pelota viene desde el paralelo estaremos más cerca de la red y tapando un poco más la zona de la reja.

Volea empleada para defender

A veces ocurre que cuando estamos subiendo a la red nos encontramos con que nos lanzan la pelota cuando vamos por la mitad de la pista, por lo que evidentemente nuestra posición en este instante del partido es defendernos para contrarrestarlo. Teniendo en cuenta esto, la volea será profunda, para poder seguir acercándonos a la red.

Por otro lado, si la velocidad y potencia que le imprime el rival a la pelota es grande, podremos efectuar una volea de bloqueo que irá algo más lenta pero que nos dará una segunda oportunidad.

Volea empleada para atacar

Este suele convertirse un golpe ganador por venir derivado de una devolución del contrincante tras un golpeo nuestro difícil o rápido, y lo hacemos desde la red, de forma agresiva.

Volea de derecha

Es el que se suele utilizar para el ataque  ya que ofrece la posibilidad de darle más velocidad a la salida que en el caso de la de revés, si la pillas por delante.

Os recomendamos leer nuestro post dedicado exclusivamente a la volea de derecha, qué es, y cómo realizarlo.

Volea de revés

El contrincante acostumbra a fijarse en este tipo de volea del otro para evitar ser atacados. Si basas tu juego defensivo en la volea alta de revés del adversario generalmente estarás desplegando una buena defensa, a pesar de que los jugadores iniciados la realizan bastante bien.

Tipos de Volea

Se distinguen en función de varios factores.

  1. Según la altura de la pala y la pelota: volea alta, volea baja, volea normal.
  2. Dependiendo de la dirección que le imprimas a la bola: volea paralela, volea cruzada, volea a la verja, volea al fondo, volea dejada/corta.
  3. Según posición del cuerpo y cara de la pala: volea de derecha y volea de revés.
  4. Dependiendo del tipo de efecto: volea liftada, volea plana, volea cortada.

Veamos las características principales de cada una de ellas:

La volea alta

Esta tiene dos subtipos: la de bloqueo y la de ataque.

La de ataque la hacemos cuando nos lanzan una bola con poca fuerza pero alta. El armado de preparación será corto y usaremos el propio peso corporal tras la pelota.

El objetivo serán voleas profundas y hacia las paredes realizando una terminación larga y acompañando el movimiento con el cuerpo.

En cambio, usaremos esta cuando nos proyecten una bola muy fuerte por encima de la red, ya que sólo tendremos tiempo de poner poner la pala y que provoque un rebote hacia la misma dirección desde la que viene.

La volea baja

Recibe este nombre precisamente porque viene por debajo de la línea de la red. Se trata de levantar la pelota gracias a un conjunto de buenas acciones técnicas y tácticas, como partir de una buena posición en la pista, un veloz movimiento de pies, piernas flexionadas, con la pala a la altura del pecho, el brazo en flexión, y con firmeza en la muñeca. Siempre vamos a pegar por delante del cuerpo y una vez ejecutado el impacto recuperaremos ipso facto la posición.

La volea normal

Esta es la que nos queda a la altura adecuada para golpearla, normalmente es la que debemos saber hacer con mayor soltura ya que concluiremos el punto más fácilmente.

Volea paralela

El impacto se produce un poco por delante, buscamos la bola bastante en frontal y no necesitamos rotar mucho, solo un poco de giro de hombros porque evidentemente hace falta inercia y armado para efectuar el golpe.

Volea cruzada

En este caso tendremos un margen de error más grande, aunque bien es cierto que depende bastante de la táctica en el partido y en el momento concreto (posición de los rivales en función de su experiencia de juego). Tanto en esta como en la anterior, el codo siempre permanece cerca del cuerpo y hay una leve extensión del brazo hacia adelante.

Volea a la verja

Si tuviéramos que elegir un tipo de volea como la más efectiva nos decantaríamos por esta. Pero como todo, algo malo tiene que tener, y es que a su vez es la más riesgosa debido a que el golpeo no es tan natural por la orientación del cuerpo y por la distancia respecto a las verjas.

Volea al fondo

Esta supone menos riesgo y por tanto la que tendríamos que elegir con mayor frecuencia, ya que evitaremos errores que no podemos permitirnos y de los que mejor prescindir.

Volea cortada/dejada

Como su misión principal es darle variación a las situaciones de partido, no caer en la repetición, y con eso conseguimos sorprender al típico contrincante que se siente cómodo en una posición defensiva, deberemos intentar pillarlo a contrapié o muy echado atrás.

Volea liftada

La trayectoria es de arriba hacia abajo, no es muy habitual porque se intenta sorprender, pero cuando sale, el punto es prácticamente definitivo. El rival casi no tendrá tiempo a salir porque no se lo espera.

Volea plana

En el lado contrario encontramos esta volea, la que no sorprende como sí lo hacía la liftada. En este caso vamos sobre seguro sin arriesgar, sin darle efecto, y por tanto es la más sencilla de defender. Es común en jugadores amateurs.

Volea cortada

Se golpea con la cara de la pala más abierta, e intenta que la bola rebote poco (cuanto menos mejor), y que el contrincante tenga que jugar cerca del vidrio. Se podría decir que es la que más se ve en el pádel.

Consejos para mejorar la volea

Uno de los aspectos más importantes para realizar voleas de las buenas es la técnica. Conseguir darle un efecto sin errores es clave, ya que así les podremos devolver esa pelota que con tanta potencia nos tiraban, ganándoles el punto.

  1. Coge la pala con firmeza: eso hará que sea más sencillo paras la pelota al campo rival. Si fallas mucho de esta forma, lo mejor será que primero practiques el contrarresto tal cual, como movimiento defensivo. Esto hará que mejores reflejos y adquieras capacidad de absorción de ataques. Al final podrás dirigir la bola a tu placer, en vez de que salga despedida hacia cualquier sitio.
  2. Si más o menos prevés que tu siguiente golpe será una volea, intenta que tu golpeo anterior haga irse al rival al fondo de la pista, con el objetivo de que te llegue una pelota más suave y ejecutes la volea a tu gusto, dándote tiempo incluso a pensar dónde colocarla.
  3. El armado alto preparado con antelación hará que si nos tiran una pelota rápida podamos darle de derecha o de revés y así ejecutemos una respuesta correcta.
  4. Fuerza medida: Si la pelota ya viene con suficiente potencia y velocidad, no queramos añadirle además la nuestra porque normalmente acabará en la pared. Aprovechemos inteligentemente la fuerza que ya le ha aplicado el rival para devolvérsela con técnica.

Evita estos errores

El hecho de que la volea no sea un recurso de definición exactamente, hace que a pesar de que podamos conseguir un buen número de puntos, sea imprescindible practicar todos sus tipos, dominarlos y saber también cómo responder a ellos. Si logramos disponer de todo el abanico de posibilidades seremos imprevisibles a ojos del rival y podremos abrir espacios en su defensa.

  1. Golpear de cara: como ya hemos visto, el codo lo tenemos que dejar pegado al cuerpo y un poco escorados.
  2. Muñequear: la rotación de muñeca posterior al golpeo, que no deja de ser un adorno innecesario, aumenta nuestra probabilidad de lesión.
  3. Cargar la pala por detrás de la línea del cuerpo.
  4. Impactar la bola con la cabeza de la pala apuntando abajo: esto hará que la pelota también vaya hacia allá.
  5. No dar un paso hacia la bola: darlo nos ayudará a mantener el equilibrio cuando avancemos el peso del cuerpo.
  6. Jugar a demasiada distancia de la red: no aprovecharemos los beneficios de este golpe si no subimos a jugar en la red.
  7. Situar la pala muy alejada de nuestra cara: está bien jugar con precaución para no recibir un pelotazo pero no es lo mismo que jugar con miedo.
  8. Potencia de impacto desproporcionada.

Encuentra tu pala de pádel ideal entre todas las palas del mercado analizadas.

El Equipo de PadelZoom
Aquí podrás encontrar tu pala ideal: Algoritmos y análisis.

Comentarios

Leer más
Te contamos cómo se desarrolló el Outeiro de Rei Challenger 2019 y, como WPT no descansa, tenemos también los jugadores que completan el cuadro portugués.
Leer más
Empieza el Estrella Damm Madrid Master 2019. Os dejamos cómo han quedado los cuadros y los enfrentamientos destacados de la semana.